¿Qué necesita saber sobre los préstamos en línea al instante antes de comprar?

Hay varios tipos de préstamos en México. Tradicional, o el sector bancario, implica grandes cantidades de préstamos durante un largo período. Esta opción no es muy conveniente para pedir prestados unos pocos miles para compras, ya que se verá obligado a proporcionar un gran paquete de documentos. Entre los requisitos principales, una declaración de ingresos, que puede esperar hasta una semana.

Los prestamistas más populares del sector no bancario son los servicios en línea. Estas organizaciones de microfinanzas emiten pequeñas cantidades de préstamos. En promedio, el mercado le ofrecerá hasta 1000 mil euros al mes. Una gran ventaja (debido a que a los operadores les gustaron tanto los clientes) es la velocidad del servicio. Por ejemplo, el servicio Credito Victoria emitirá fondos en 15 minutos. Puede obtener las finanzas necesarias ya en la tienda, o mientras termina de tomar café.

¿En qué casos vale la pena tomar un préstamo para ir de compras?

● El préstamos en línea al instante (y no importa lo que sea el prestamista: un banco, una casa de empeños, un servicio en línea) solo es necesario cuando comprende que puede cumplir todas las condiciones del contrato, es decir, devolverá el préstamo a tiempo. Esto es importante para el cliente, porque si no cumple con la fecha límite, puede estar en el foso financiero y en la lista negra de ASNEF.

● No preste crédito en línea por largos períodos. Los analistas de Credito Victoria aconsejan utilizar dichos servicios, resolviendo solo problemas financieros a corto plazo.

● Es importante estudiar el mercado y las ofertas, comparar lo que se ofrece y lo que más le convenga. No hay necesidad de apresurarse demasiado a ofertas “buenas” y tentadoras sobre las tasas de interés. El costo promedio de un préstamo en el mercado es del 2% por día de la cantidad prestada.

● El crédito en línea será la salida ideal si desea comprar algo por un valor de hasta 1000 mil euros. Al mismo tiempo, sabe que definitivamente podrá pagar la deuda en un futuro próximo (tan pronto como reciba un salario, una pensión o una beca).